Actualidad

Recuerdos y anécdotas de la fundación de la cofradía de la Concepción en la presentación de su cartel

Espectacular y didáctica la presentación del cartel del cuadragésimo aniversario de la bendición de la Virgen de la Concepción. Corrió a cargo del exhermano mayor, José Montero, quien ofreció una serie de interesantes datos, recuerdos, anécdotas y experiencias vividas durante los primeros años de la gestación de la cofradía. José Montero hizo alarde de una rica y amplia documentación guardada durante años así como de una extraordinaria memoria en la que recordó desde la fecha y lugar de la primera cita de los fundadores de la hermandad hasta “los dieciséis costaleros primeros, sin faja, zapatillas ni conocimientos, a las órdenes de Francisco Carrasco” que consiguieron portar a Jesús del Amor y la Entrega en su primera salida del Jueves Santo con la primitiva imagen del Señor de las Eras, cedida durante unos años para la estación de penitencia.

Foto GRANADA COFRADE

Montero recordó los intentos de establecer la cofradía en la parroquia de San Ildefonso, los contactos con el monasterio de San Bernardo o con la parroquia de San Pedro y San Pablo, las primeras advocaciones para el Cristo, llamado del Calvario pues iba a ser un Crucificado, o de la Virgen que se llamaría de la Estrella. Habló de los contactos con distintas instituciones para conseguir los fines de la fundación y al primer hermano mayor, Enrique Megías, junto con los nombres y apellidos de las personas que dieron origen a la fundación, las religiosas que aceptaron participar en el monasterio de la Concepción y un sin fin de datos y curiosidades que dejaron a los hermanos embelesados al conocer de primera mano la gestación de la hermandad que cumple ya su cuadragésimo aniversario con la bendición de su Titular Mariana.

José Montero tuvo palabras de aliento para los hermanos, a trabajar a pesar de las dificultades, al perdón cuando surgen problemas y de agradecimiento a la comunidad de Franciscanas que regentan el templo contemplativo. Describió la pintura, obra del granadino Manuel Prados, presidida por la imagen de la Virgen de la Concepción enmarcada en un óvalo rodeado de símbolos y reproduciones vinculadas con la historia de la hermandad.