Actualidad

La Esperanza y la Aurora Coronada, unidas.

La cofradía de la Esperanza trasladó a su Titular Mariana desde San Gil y Santa Ana con el rezo del Vía Lucis, en la mañana de ayer domingo. En el traslado al templo rectoral de San Juan de los Reyes, sede de la cofradía del Vía Crucis se produjo el encuentro de las imágenes de Nuestra Señora de la Esperanza y de la Virgen de la Aurora Coronada en el cruce de la calle Cárcel Alta con San Juan de los Reyes bajo el retablo cerámico de la Virgen de la Aurora que allí se encuentra situado, a espaldas del convento de San Gregorio Bético.

Foto Jose Ortega

La Virgen de la Aurora se había trasladado en el rezo del rosario de la aurora que organiza su hermandad, hasta el templo conventual de San Gregorio Bético y la Virgen de la Esperanza se dirigía a San Juan de los Reyes. Allí, ambas hermandades vivieron unos instantes únicos ante las dos imágenes, una ya Coronada y la otra, la de la Esperanza para recibir su corona el 13 de octubre.

Después de este momento la hermandad de la Aurora regresó a su sede de San Miguel Bajo y la de la Esperanza se dirigió hacia San Juan de los Reyes donde se celebró la Eucaristía presidida por el rector, Manuel García Gálvez, y después regresó a su sede canónica con gran acompañamiento de hermanos y de cofrades que compartieron la mañana con esta hermandad de penitencia.

Foto Jose Ortega
Foto Jose Ortega