Actualidad

El Corpus Chico de la Alhambra volvió a centrar la atención en el Santísimo Sacramento

En la mañana de ayer domingo la cofradía de Santa María de la Alhambra Coronada celebró el Corpus Chico de la Alhambra por las inmediaciones del templo de la Encarnación, iglesia de Santa María de la Alhambra. Se vio precedida por la celebración de la Eucaristía que presidió el prelado granadino, monseñor Martínez Fernández y el párroco, Antonio Muñoz Osorio.

Después se celebró la procesión en la que participó un buen número de fieles y cofrades, precediendo a las andas procesionales con la Custodia del Centenario de San Juan de Dios, cedida por la Orden Hospitalaria, como viene haciendo en las últimas décadas. La música la puso el quinteto de viento-metal “Alhambra” y el coro “Santa María de la Alhambra” y tras el palio de respeto formaban representantes de hermandades, antiguos mayordomos sacramentales y ex hermanos mayores de la cofradía, junto con miembros de la junta de gobierno con su hermano mayor, Rafael Ruiz.

Las andas, adornadas para la Custodia con clavel y rosas blancas, iban mandadas de manera extraordinaria por Ángel Sabador, veterano cofrade y costalero de Santa María de la Alhambra. En el recorrido se instalaron dos altares por dos establecimientos del recinto palatino y discurrió por los accesos al palacio de Carlos V, Arco del Vino y plaza del Aljibe, regresando después por el Real de la Alhambra hasta la parroquia del principal monumento granadino.