Actualidad

Con flores a María de las Angustias. La Base Aérea de Armilla vuelve a participar en la ofrenda de esta tarde.

A las seis de la tarde, si no lo impide la climatología, dará comienzo la ofrenda floral a Nuestra Señora de las Angustias, Patrona de Granada. La Carrera de la Virgen vuelve a llenarse de floressiguiendo la costumbre que se inició en el año 1982. Serán por tanto, con la de esta tarde, treinta y siete ocasiones en las que se ha venerado a la Virgen con flores en el día de su festividad litúrgica.

Foto GRANADA COFRADE

Dará comienzo la  ofrenda con la presencia del grupo de bailes regionales que danzará ante la Virgen para dar paso después a las palabras del Arzobispo, Martínez Fernández, y a continuación iniciarse esta costumbre granadina con las primeras ofrendas de los hermanos de la hermandad patronal. Después, los bomberos harán lo propio hacia las siete de la tarde mientras por las filas continuarán entregando sus ramos el público que aguardará su turno para postrarse ante la Patrona.  La incertidumbre se cierne sobre este acto en esta ocasión, debido a la previsión de lluvia para esta tarde. “Lo que hemos planteado es que la ofrenda se desarrollaría pero se eliminaría la parte oficial con la estancia ante la fachada de las autoridades”, dice a GRANADA COFRADE uno de los organizadores, José María Mingorance.  En esta situación lo previsto es que los responsables de instituciones y organismos oficiales serían recibidos en el interior del templo y realizarán su ofrenda ante la imagen de la Virgen. El resto de público será atendido por los miembros de la hermandad encargados de la organización y se celebraría de igual manera. Esperemos que no ocurra.

Otra de las dudas que penden de la inestabilidad meteorológica es la presencia del helicóptero de la Base Aérea de Armilla. Después de unos años sin estar presente en la ofrenda de nuevo se ha conseguido permiso del Ministerio de Defensa para poder realizar la ofrenda desde el cielo. Los palieros José Arcos y Javier Urbano serán los que tengan el honor de poder subir al helicóptero y arrojar desde él las varias sacas preparadas días atrás. El coronel jefe de la Base, Luis García-Almenta ha puesto mucho empeño para conseguir la autorización “y se va a intentar hacer siempre que la lluvia no sea torrencial”. Una costumbre perdida que, afortunadamente, se ha recuperado y que embellece esta jornada aún más, si cabe. La llegada del helicóptero se prevé para las siete y media de la tarde.

Hermandades, cofradías, asociaciones religiosas, instituciones, gremios, clubes deportistas, bandas de música y agrupaciones y todo el pueblo de Granada está llamado a participar en esta costumbre que ya se va haciendo tradicional en nuestra ciudad.