Actualidad

La Virgen de los Dolores resgresó anoche temporalmente a San Bernado

Por espacio de cuatro días la imagen de Nuestra Señora de los Dolores permanecerá en la que fue durante veinticinco años su sede canónica, el templo de San Bernardo, del Císter, en la Carrera del Darro. Anoche se trasladó la imagen en un sencillo acto que estuvo presidido por el párroco de San Pedro y San Pablo, José Gabriel Martín, y la hermana mayor Maricarmen Gervilla. Los hermanos rodearon a la imagen de la Virgen que se trasladaba sobre una sencillas andas confeccionadas para la ocasión, vistiendo manto sencillo de color salmón. En poco más de diez minutos se trasladó la imagen que iba precedida por la junta de gobierno y cruz alzada. En el interior del monasterio contemplativo la recibió la pequeña comunidad de religiosas que lo regentan y se procedió a situarla en el centro del templo conventual con el rezo de la salve a la Santísima Virgen.

Fueron muy numerosos los cofrades que acompañaron a la hermandad en esta cita histórica en la que la Virgen de los Dolores regresó a su primitiva sede para la celebración del día de la Virgen de los Dolores el próximo domingo. Quedará expuesta allí en besamanos durante la jornada y se celebrará la Eucaristía. Después de 22 años, Nuestra Señora volvió a cruzar el umbral de este templo del Cister que, a no tardar mucho,  quedará deshabitado por la comunidad de religiosas, por su traslado al monasterio de Santa María de las Huelgas, de Burgos.