Actualidad

La imagen de Nuestra Señora de la Soledad podría ser una talla de Juan López de Almagro

En el circulo de Pedro de Mena está la hechura tradicional de la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, del Real Monasterio de San Jerónimo. Las últimas investigaciones de las que se harán eco las ponencias del II Simposio sobre la historia de Nuestra Semana Santa que organiza esta hermandad de penitencia abordará estos datos y otros que se aportarán a lo largo de los meses próximos. Así lo adelantó ayer el hermano mayor de la cofradía, Enrique Crespo, en el desarrollo de nuestro programa. A través de las investigaciones en distintas fuentes, se ha podido conocer que en las manos de Juan López de Almagro, colaborador de Pedro de Mena, podría estar su hechura, si bien estos datos son muy imprecisos aún. En los protocolos notariales no aparece documento alguno que haga incidir en la realización de la imagen, contrato o documento que manifieste su encargo. Pero se ha podido saber que los documentos donde aparece el nombre de López de Almagro corresponden a protocolos notariales de 1667  aunque se desconoce por completo la fecha de realización de la imagen y que la cofradía, que se habían fundado hacia 1548 y 1561 en el convento del Carmen, hoy sede del Ayuntamiento, podría haber tenido otra imagen con anterioridad. Los fondos del convento del Carmen están en el el Archivo Histórico Nacional y en Archivo Histórico Provincial de Granada  pero no dejan reflejado nada de la hechura de la imagen.

La cofradía de Nuestra Señora de la Soledad estaba por entonces formada por devotos de la imagen principalmente vinculados a los mercaderes de la ciudad y la pregunta que se formulan los investigadores es dónde está aquella imagen, si es que se conserva. De los fondos del desaparecido convento no se sabe nada y el incendio de  1879 del Archivo de Protocolos Notariales dejó fuera de juego cualquier tipo de pista a seguir. Más datos se podrán aportar en el Simposio que tendrá lugar en la cuaresma venidera, dirigido por Francisco Javier Crespo.

El nombre apuntado por el hermano mayor de la cofradía como posible autor de la talla estuvo muy vinculado a la disciplina y trabajos de Mena. Fue autor del retablo de la basílica de Nuestra Señora de las Angustias, hoy instalado en el templo parroquial de Santa María de la Alhambra, siguiendo la traza de Bernardo José de Mora y en él pudo trabajar también Pedro de Mena. López de Almagro era ensamblador, escultor y ebanista y se sabe que era muy devoto de la Virgen de la Soledad y miembro de su cofradía de penitencia hasta el punto de que fue considerado por los monjes carmelitas del convento del Carmen para obtener capilla propia para enterramiento y a sus expensas debía ejecutar un relieve de mármol dedicado a San Elías, fundador de la Orden del Carmen. Los datos investigados por el profesor Lázaro Gila dejan de manifiesto que de López de Almagro no se conoce mucho a pesar de haber indagado en los archivos parroquiales granadinos desconociéndose en que parroquia fue bautizado o si tuvo hijos, apuntando que además de su fama como maestro ensamblador también ejerció otros oficios mercantiles.