Actualidad Destacado

Javier Sierra: “En el cartel se nota el calor de la materia inerte”

Desde ayer, el cartel de la Semana Santa de este año está en la calle anunciando nuestras celebraciones pasionistas con el Cristo de la Lanzada.

Con un prolongado aplauso, el público que abarrotó ayer el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Granada agradeció y reconoció el texto de presentación del cartel oficial de la Semana Santa de Granada para este año 2019. Javier Sierra Antequera, hermano mayor de la cofradía del Santísimo Cristo de la Lanzada fue el encargado de darlo a conocer. Para ello empleó poco más de media hora, describiéndolo, reconociendo el trabajo de los hermanos de la cofradía y del fotógrafo autor de la instantánea que lo preside, Luis Javier Quesada Raya, y dejando patente la enorme satisfacción de la cofradía porque este año próximo será el primero que “el Señor ya si, ya si que pasa” en referencia a la nueva puerta que permitirá la salida de la hermandad desde su interior.

Javier Sierra fue presentado por el secretario de la Federación de Cofradías, Roberto Martín, y acompañado por el presidente de la Real Federación, Jesús Muros, y por el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, quien presidió el acto. Estuvieron presentes, del equipo de gobierno, la concejala de Turismo, Raquel Ruz, y varios concejales de los Grupos Municipales Popular y Ciudadanos, con sus portavoces, Rocío Díaz y Manuel Olivares, respectivamente. También, el senador Sebastián Pérez, y la diputada autonómica, Marifrán Carazo, además del pregonero de la Semana Santa de 2019, Álvaro Barea, y buen número de hermanos mayores de las cofradías granadinas.

El presentador describió el cartel que refleja al Cristo de la Lanzada poco antes de abandonar el barrio del Zaidín, en la calle Poeta Manuel de Góngora. Precisamente con unos versos de Góngora inició sus palabras indicando poco después que “para que nadie tuviera duda al mirarla, tan sólo una avenida para que fuera cruzada por el Soberano Zaidinero y pasara su barrio valiente llegando, abriendo su costado y entrando siempre soberbio de frente para alcanzar los campanarios de la basílica”. Alabó el trabajo de Luis Javier Quesada y nombró a muchos de los hermanos de la cofradía que la hacen posible y la viven con intensidad. El presentador, que había dedicado el texto del pregón a su madre recientemente fallecida, con palabras emotivas y cariñosas, señaló que la instantánea está realizada en
“un marco incomparable, irreproducible e insuperable en el que caben todos los brochazos del arte de Luis Javier Quesada”.

El presidente de la Federación de Cofradías reconoció la belleza del texto de presentación y recordó algunas experiencias vividas junto al presentador y el alcalde felicitó tanto al autor de la fotografía, a la que describió como “una inmejorable fotografía, y al presentador. Se alegró mucho y felicitó a los cofrades por el apoyo dado a la cofradía para ver cumplido “ese deseo de todos los cofrades de ver salir a la cofradía desde el interior de su templo porque es el reflejo de que con el trabajo de todos se consiguen grandes logros”.

OPINIÓN. El cartel recibió los elogios de muchos asistentes al acto, si bien en varios círculos se comentó la “burda edición del cartel” como señalaron algunos cofrades, con retoques en el arbolado, la eliminación de tres farolas de la calle Poeta Manuel de Góngora y reiteración de varios elementos en la nieve del fondo de Sierra Nevada. Algo que, inicialmente, entendemos, elimina la profundidad y perspectiva de la fotografía. Los retoques, realmente, no sólo no aportan nada sino que reducen en parte la calidad de la instantánea escogida por un jurado que la destacó tal y como había sido presentado al certamen. Cuando se retocan estas fotografías debe hacerse bien y no de la manera tan tosca como se ha ejecutado en el taller.