Actualidad Destacado

El Arzobispo presidió ayer la tercera charla a los jóvenes cofrades.

Se desarrolló nuevamente en el Centro Nuevo Inicio, de la Curia Eclesiástica

La tercera cita de la Semana de Juventud Cofrade que organiza el Arzobispado de Granada, a través de sus delegaciones diocesanas de Juventud y Universitaria, atrajo ayer a un mayor número de jóvenes. En principio estaba prevista la presencia del prelado madrileño, monseñor Carlos Osoro, suspendiéndose finalmente por motivos de agenda del pastor de la diócesis de la capital de España. En su lugar el propio arzobispo de Granada, monseñor Martínez Fernández, fue quien se ocupó de dirigirle unas palabras a los jóvenes marcando un compromiso de proximidad a la Iglesia.

«Como ya ha referido el Santo Padre Francisco la Iglesia de hoy se parece a un hospital de campaña» señaló el arzobispo en sus palabras, invitó a los jóvenes cofrades a poner todo el esfuerzo en nuestro trabajo «por todo él merece la pena en la vida para el encuentro con Cristo». Martínez Fernández apostó por «aceptarnos como somos» indicando que en nuestra proximidad y en nuestras relaciones «no podemos perder a Jesúscristo. Perderlo es perder la vida y es como una cáscara vacía donde no hay ninguna razón profunda».