Actualidad

El Cristo de los Favores, en el cartel de los hermanos León Guerra.

“Todo el mundo se calla, al grito de un cornetin y al gemir de una campana. Ese silencio y no otro es el que conmueve el alma, el que hinca de rodillas a toda soberbia humana”, dijo Cecilio Cabello en sus palabras al iniciar la presentación del cartel de este año del restaurante bar León. Repleto nuevamente el establecimiento de la calle Pan para contemplar el cartel y acompañar a los hermanos León Guerra. Allí estaban numerosos cofrades en la “Casa de la Amistad” como se refirió para definir el lugar que albergaba la presentación.

Estaba presente el presidente de la Audiencia Provincial de Granada, José Luis López, junto al vicepresidente de la Federación de Cofradías, Armando Ortiz, y el pregonero de la Semana Santa Alvaro Barea, junto a los hermanos convocantes del acto.

Una instantánea obra de Fernando López Rodríguez que recoge el paso del Cristo de los Favores bajando la Cuesta de San Cecilio, con la parroquia al fondo. Cecilio Cabello se centró en referir y recrear la fundación de la hermandad, datos históricos de la devoción al monumento de piedra del Campo del Principe desde que “un grupo de devotos la mando construir a mediados del siglo XVII y los distintos emplazamientos que ha tenido”, habló del acto simbólico de cada Viernes Santo “que yo mismo he tenido el honor de realizar” en la puesta de un centro de flor a los pies del monumento, donado por la familia Vedia Martín. Sintetizo el sentimiento de muchos granadinos en su breve alocución e indicó que fue el rezo del ejercicio de las Cinco Llagas organizado por el arzobispo Bienvenido Monzón quien revitaliza la antigua hermandad que había decaído a finales del XVIII.