Actualidad

Grilletes trinitarios para la Virgen del Dulce Nombre

La hermandad del Nazareno une vinculación trinitaria de ambas hermandades.

La hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno entregó ayer su regalo para la Virgen del Dulce Nombre con motivo de su primera salida penitencial. Se trata de unas esposas de plata que unen la imagen de María Santísima del Dulce Nombre con la de San Juan Evangelista para evitar que se golpeen las manos con el movimiento. Tienen un doble significado pues éstas son el símbolo de la Merced y en él la cofradía ha señalado su condición trinitaria unida a San Simón de Rojas, también trinitario, impulsor y propagador de la devoción a la advocación del Dulce Nombre de María.

En las esposas se ha dejado inscrita la frase de Santa Teresa “Me pareció asirme de las manos Nuestra Señora”, del Libro de la Vida, 33,13. También se deja constancia de la donación con el nombre completo de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y el motivo de este obsequio.