Actualidad

Regresaron los romeros rocieros a San Pedro y San Pablo

La hermandad del Rocío de Granada regresó anoche a su sede canónica de la parroquia de San Pedro y San Pablo. Y lo hizo por vez primera sin su carreta rociera pues el Simpecado fue trasladado a mano desde el Paseo de los Basilios hasta su sede. El itinerario de regreso se realizó por un recorrido también distinto al de los últimos años, pasando por la Carrera de la Virgen para saludar a la Patrona de Granada y después continuar por la plaza del Campillo, plaza de Mariana Pineda y calle San Matías hasta subir a Reyes Católicos y pasar por Plaza Nueva hasta la Carrera del Darro.

Al paso del Simpecado fue saludado por algunos vecinos y granadinos recibiendo en calle San Matías, a la altura de la parroquia de su nombre, una «petalá» como recepción de los hermanos de la cofradía de Paciencia y Penas.