Actualidad

Sebastián Gámez Guerrero, nuevo hermano mayor de la cofradía de Jesús Cautivo

La Vicaría de hermandades ha resuelto la crisis abierta tras la dimisión del anterior hermano mayor

La cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo ya tiene nuevo hermano mayor. El Arzobispado, a través de la Vicaría de Hermandades y Cofradías, ha dispuesto que sea el hasta ahora teniente de hermano mayor, Sebastián Gámez Guerrero quien se ocupe de esta responsabilidad «hasta que este Arzobispado no disponga de otra manera», según el documento que anoche se dio lectura a los hermanos en la celebración del cabildo citado para dar a conocer la determinación Arzobispal. 

En el mismo, se acepta la dimisión del hasta ahora hermano mayor, Sebastián Gámez Hernández «en la reunión del Consejo Episcopal que acepta la dimisión siguiendo los Estatutos de la hermandad y la legislación Eclesiástica». En la reunión se dio todo tipo de explicaciones por parte del consiliario de la cofradía, el sacerdote diocesano Javier Ortega, indicando que, como se explica en el documento remitido por la Vicaría de Hermandades «esta Vicaría seguirá con atención el proceso de normalización de la vida de la hermandad». En el mismo insta al nuevo hermano mayor a que «el desempeño de este cargo sea ejercido en la mayor comunión con la Iglesia». 

A partir de ahora, por tanto, el nuevo hermano mayor dispondrá los integrantes de su junta de gobierno y los proyectos a afrontar. Según ha podido conocer esta redacción es intención de Sebastián Gámez Guerrero afrontar, de acuerdo con las posibilidades económicas de la cofradía, una nueva fase en la talla del paso de Jesús Cautivo, para lo que se ha aprobado una cuota extraordinaria de 20 euros por hermano con la finalidad de que Francisco Verdugo pueda comenzar el trabajo de una nueva fase.