Actualidad

MARACENA: La Virgen de los Dolores protagonista de su bicentenario

La jornada de ayer fue muy especial en la vecina localidad granadina de Maracena. Durante todo el día se estuvo expectante ante la situación climatológica que permitió por la tarde la celebración de la Eucaristía en la plaza Eras Bajas ante una impresionante multitud de hermandades, autoridades y vecinos de la localidad. Previamente, con el acompañamiento de la banda de música de Maracena, había sido trasladada la Santísima Virgen de los Dolores, Patrona de la localidad, hasta este lugar desde la parroquia del pueblo. 

Ntra. Sra. Dolores. Maracena. Foto GRANADA COFRADE

Al llegar, el alcalde Noel López impuso el bastón de mando a la imagen, situándolo a los pies de la misma. «Está previsto la concesión de la medalla pero aún no ha dato tiempo a formalizarlo», nos refirió el alcalde. El bastón es una réplica de la del regidor maracenero, con los escudos de la ciudad y de la hermandad, obra del orfebre granadino Rafael Moreno. 

Después se inició la celebración Eucaristica que presidió el vicario general de la diócesis, Francisco Espigares, acompañado por varios sacerdotes hijos del pueblo entre ellos el Capellán Mayor de la Capilla Real de Granada, Manuel Reyes, y Alejandro Anguis. Estaba también el párroco de Maracena. Solemnizó la celebración el Coro de Pinos Puente y al término de la Eucaristía se procedió a la consagración del  pueblo a la Virgen de los Dolores, su Patrona.

Al término se inició el camino de regreso a la parroquia maracenara en un cortejo que abría la Agrupación Musical La Salud, de Granada y en la que formaban hermanos y hermanas de la hermandad Sacramental de San Joaquín y Nuestra Señora de los Dolores, hermandades acompañantes de numerosas localidades granadinas, hermandades de la capital -entre las que estaban las cofradías de los Dolores, Jesús Despojado, Soledad de San Jerónimo y la Patronal de Nuestra Señora de las Angustias- e instituciones de Maracena, además de miembros de la Guardia Civil y autoridades, tras el paso procesional de la Santísima Virgen. Iba mandado el mismo por el capataz Juan Rivas y en la presidencia el hermano mayor de la corporación Juan de Dios Pérez, quien indicó a nuestra redacción «la enorme satisfacción que sentimos los maraceneros en este día por tantas muestras de cariño y devoción a nuestra Patrona». 

El cortejo se dirigió por diversas calles que habían sido engalanadas para esta ocasión por diferentes grupos del pueblo, hasta la parroquia donde regresó hacia las doce y media de la noche.