Actualidad

Dio comienzo ayer el triduo en honor de Nuestra Madre y Señora de la Consolación

Se prolonga hasta el sábado y el domingo, a las 12,30 horas, función solemne

La hermandad del Santo Crucifijo de San Agustín inició ayer jueves la celebración del triduo en honor de Nuestra Madre y Señora de la Consolación, Titular Mariana de esta corporación nazarena del Lunes Santo. 

Preside el templo conventual del Santo Ángel la imagen del Santo Crucifijo vistiendo tonelete blanco bordado y custodiado por cera roja sacramental, por el carácter de la cofradía, y a sus pies la Dolorosa de Dubé de Luque con dos paños de cera blanca y por adorno floral jarras y jarritas de lisiantum en colores rosa y malva. 

El rezo del santo rosario se desarrolla a las 8,00 de la noche y a las 8,30 horas, la Eucaristía presidida por el sacerdote jesuita Miguel Ángel Córdoba Salmerón.