Actualidad

Terno completo para la Virgen del Rosario, de Villanueva de Arosa (Pontevedra), salido del taller granadino «Corpus Christi»

Tras unos meses de intenso trabajo, el pasado fin de semana fue estrenado un terno bordado completo realizado por el taller «Corpus Christi» que dirige Juan Spizley, compuesto por manto, toca de sobremanto, saya y traje. El destino del mismo ha sido la localidad gallega de Villanueva de Arosa, situada en pleno corazón de las Rías Bajas, donde se venera una preciosa imagen de Nuestra Señora del Rosario, que es protectora del Barrio de San Pedro.
Todos los elementos anteriormente mencionados han sido bordados en hilo de oro entrefino y sedas de colores, empleando en su realización una gran variedad de técnicas y tipos de puntadas. Para la saya y el traje se ha utilizado como tejido de base un tissú de plata, mientras que en el manto se ha optado por un terciopelo de color verde bastante particular, que potencia visualmente el carácter glorioso de esta querida devoción.
El diseño presenta trazos muy clásicos, con hojas estilizadas y gran variedad en cuanto a motivos florales. En el manto cabe destacar la presencia de dos conchas en las esquinas de las vistas, representativas de las tierras gallegas, así como dos llaves cruzadas en el centro de la cola, como símbolo del titular del barrio.
El pasado viernes, día 4 de octubre, Nuestra Señora del Rosario fue trasladada, en procesión de romería y con el acompañamiento de las tradicionales gaitas, desde la Iglesia Parroquial de San Cipriano, donde recibe culto durante todo el año, hasta el Barrio de San Pedro, cuyas casas se encuentran junto al mar y, en su mayoría, son habitadas por familias vinculadas al gremio de pescadores.
El sábado 5 de octubre, los vecinos y fieles devotos de la Sagrada Imagen presenciaron la inauguración de la calle Virgen del Rosario y la bendición del terno completo, que ya lucía la Santísima Virgen. Ambos actos contaron con la presencia del Alcalde y Teniente de Alcalde, y fueron presididos por el obispo auxiliar de la archidiócesis de Santiago, Jesús Fernández González. Seguidamente, se inició la Solemne Procesión, que recorrió las principales calles del Barrio de San Pedro y que culminó con la celebración de la Santa Misa en la iglesia parroquial.