Actualidad

Candelaria del Rosario

Como viene ocurriendo en los últimos años se llena el templo de Santo Domingo para la celebración de la procesión de la Candelaria y celebración de la Eucaristía con bendición y presentación de los niños en la Fiesta que rememora la presentación en el Templo de Jesús y la Purificación de la Virgen. Primero fue el rezo del rosario en Santo Domingo para después los fieles pasaron al claustro del convento de Santa Cruz la Real donde esperaba la imagen de la Virgen de la Candelaria, del siglo XVIII, procedente del convento de Santa Catalina de Siena. Se presentaba bajo palio, vistiendo manto y saya en color celeste brocado en plata. Las andas iban mandadas por Manuel Gálvez, del equipo de capataces de la Archicofradía, auxiliar de Alberto Ortega. 

La procesión se inició con la bendición de las candelas que portaban en las manos los fieles que habían llenado previamente el templo dominico del Realejo. Presidió el acto religioso el párroco y director espiritual de la Archicofradía del Rosario, fray Antonio Bueno. Después, portadas las andas por miembros de la Archicofradía del Rosario y participando antiguos mayordomos con hachetas de cera en las manos y con los actuales mayordomos, Alberto García-Valdecasas y María José Dorrego. La mayordoma portaba la imagen del Niño Dios de la Virgen del Rosario y el mayordomo el báculo. Por delante, como es tradicional una jaula con dos pichones y una tarta de nata que anualmente realizan las monjas de Zafra para esta ocasión. 

Por espacio de una media hora, con la participación del Coro Santa Cecilia, dirigido por Pablo Gómez, se desarrolló la procesión por el claustro que terminó con la celebración de la Eucaristía y la presentación de los niños.