Actualidad

Manuel García pidió mayor compromiso a los costaleros en los actos de la Coronación, en el pregón del Costalero de la Oración en el Huerto

Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE

La iglesia conventual de Comendadoras de Santiago, en el Realejo, se llenó de costaleros y cofrades de la hermandad de la Oración de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos. Allí tuvo lugar el pregón del costalero de esta cofradía y la primera «llamá» del presente año, de forma testimonial. Manuel García Gálvez realizó una emotiva alocución en la que se dirigió a sus hermanos recordando sus momentos de participación en la cofradía, su vinculación familiar con tres generaciones comprometidas en la misma y sus inicios bajo las trabajaderas en la hermandad de los Favores. “Me convertí en el nuevo pero tras doce años trabajando ya bajo las trabajaderas, comprendí que aquí se trabajaba de manera especial, con exigencia y compromiso”, dijo el pregonero, Manuel García Gálvez en sus palabras del pregón.

Manuel García desgranó con palabras sencillas y emocionantes los momentos de cada año bajo el paso, recordando también los otros pasos que porta a las órdenes de Alberto Ortega, Entrada en Jerusalén, Favores y Resurrección. “Descubrí las ganas de hacer bien las cosas, que había mucha fuerza y que no había miedo al peso”, señaló el pregonero, manifestando que “para ser costalero hay que ser del Huerto”. Sus impresiones de nazareno en la cofradía y de cada “chicotá” bajo el paso quedaron manifiestas en el texto, recordando anécdotas cuando era capataz del mismo, Pepe Puga. Con palabras decididas arengó a los costaleros ante la coronación canónica de la Virgen de la Amargura, Titular de esta hermandad del Lunes Santo, señalando que “hay que vivir esas fechas, que dentro de año y pico se corona y, metámonos las manos en el corazón y vamos a ver lo que podemos hacer. Que esto es una vez en la vida y tenemos que vivirlo. Pues vamos a vivirlo pero no solo el día 30 de mayo de 2015, sino cada día. Que pasa el tiempo y no hemos aportado nada y eso, no puede ser. En varias ocasiones fue interrumpido el pregón con aplausos de los numerosos hermanos que llenaron el templo conventual del Realejo.

Se procedión, al término del pregón que fue muy aplaudido, a la entrega de los nombramientos de hermanos costaleros que cumplen diez y veinte años bajo las trabajaderas de los pasos de esta cofradía. Con palabras de cariño fueron recibiendo los diplomas que les recuerdan la veteranía que han adquirido. Finalmente, el director del colegio “Ave María”, Luis Alfonso Vázquez, fue el encargado de realizar la “llamá” simbólica con el martillo del paso de la Oración en el Huerto. Vázquez recordó a los costaleros que “yo fui costalero y aprendí de Antonio Sánchez Osuna a rezar con los pies” invitándolos a vivir estos meses con trabajo e ilusión.

Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE