Actualidad

El Cristo de la Expiración quedó anoche sobre su paso procesional.

Foto Juanma Molina
Foto Juanma Molina

Durante la jornada de ayer, la imagen del Cristo de la Expiración estuvo en besapies en la sacristía del templo de San José de Calasanz. Pasadas las nueve de la noche, el Cristo de los Escolapios fue subido al paso procesional en medio de una enorme participación de cofrades, siendo uno de los actos previos a la Semana Santa más participativos. El Cristo de la Expiración fue portado por ocho miembros de la banda de las Tres Caídas y por otros tantos de la de música de “San Isidro”, de Armilla. Ambas bandas son las que acompañan a la cofradía el Viernes Santo. La imagen quedó ergida en el coro del templo, mientras se realizaban distintas oraciones, en un acto que se prolongó por espacio de una hora.

Foto Juanma Molina
Foto Juanma Molina
Foto Juanma Molina
Foto Juanma Molina
Foto Juanma Molina
Foto Juanma Molina