Actualidad

La Virgen de las Angustias presidió, a pesar de la amenaza de lluvia, su procesión del último domingo de septiembre

Foto G.M.M.
Foto G.M.M.

Durante cinco horas permaneció la imagen de la Virgen de las Angustias en las calles de Granada. Emotiva y devota la procesión con la Patrona granadina que contó con menor número de personas en la calle, debido a las circunstancias meteorológicas que hicieron del último domingo de septiembre de 2014 un día gris y triste que retuvo a mucha gente en sus hogares, viéndola por TG7, o los hizo regresar a sus localidades una vez concluida la visita matutina a la Virgen tan tradicional en esta jornada. Además, un pequeño percance hizo desprender la bola del Universo de la corona, con ciento un años, sin mayor incidente y pasando desapercibido para la gran mayoría de los granadinos que participaron o contemplaron la procesión. Sin embargo, la imagen de la Patrona de Granada, recibió el calor de muchísimos vecinos de la ciudad que la arroparon en todo momento y que hicieron de su tránsito por nuestras calles todo una manifestación popular de devoción y cariño a la Virgen.

 

Detrás de la Virgen, portada por sus más de quinientos horquilleros vistiendo traje negro y pajarita, se presentaba el cortejo oficial con la presencia del Arzobispo de Granada, monseñor Martínez Fernández. Nuevamente se desmarcaba del lugar dispuesto para el prelado y su misión se centraba en bendecir niños y acercarse a las familias para departir un instante. Le rodeaba el clero parroquial y los seminaristas. Las andas iban mandadas por el hermano mayor, Francisco Salazar, y miembros de la junta, con el decano Ángel Luis Vázquez. Precedían a la Virgen y en largas filas las hermanas cofrades, con su participación siempre ordenada, y los horquilleros, algo más dispersos y en grupos.

Real Maestranza y las hermandades de Jesús Cautivo, Archicofradía del Rosario Coronada, hermandad de la Virgen de las Angustias, de Guadix, así como otras corporaciones vinculadas con la de la Patrona, seguían el cortejo procesional por el itinerario previsto. También estaba la representación de la hermandad de San Juan de Dios, copatrón de la ciudad.

Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.
Foto G.M.M.

Después, la comitiva oficial y civil, con la presencia de miembros del TSJA y de distintas instituciones de la ciudad. En representación de la provincia, la Diputación ocupaba un lugar significativo bajo mazas y su titular al frente, Sebastián Pérez. El Ayuntamiento, presidido por el alcalde José Torres Hurtado, con miembros del equipo de gobierno también bajo mazas y responsables de la Policía Local y protocolo. Cerraba el cortejo la representación del Ejército con mandos militares y el teniente general Jefe del Madoc, Alfredo Ramírez, en representación del rey Felipe VI, por la vinculación ancestral de la Casa Real con la hermandad de la Virgen de las Angustias.