Actualidad

La Hermandad del Santo Vía Crucis ha redoblado esfuerzos en materia social a lo largo del año 2020 a causa de la Covid-19

La Vocalía de Caridad de la hermandad decana de Granada, la del Santo Vía Crucis, ha impulsado durante los últimos doce meses un plan de acción transversal, tanto a nivel interno como externo que ha tenido como objetivo el respaldo a instituciones como Cáritas de San Pedro y San Pablo, la Escuela Hogar Madre Teresa de la Presentación, el Banco de Alimentos de Granada, la residencia de mayores Hermanitas de los Pobres de Granada capital, la Asociación Calor y Café Granada o los propios hermanos de la cofradía y vecinos del Bajo Albaicín. En concreto, se han destinado 350 euros y 500 kilos de alimentos a Cáritas de San Pedro y San Pablo. Una cifras a las que hay que sumar el resultado de la campaña promovida durante esta  Navidad que ha concluido con la recogida de 100 productos de alimentación y de higiene personal, entre los que cabe destacar 35 kilos de legumbres, cereales y pasta; donativos económicos y juguetes para familias del barrio.

La Hermandad ha realizado también un donativo económico para que la Escuela Hogar Madre Teresa de La Presentación pudiera adquirir una litera para mejorar el confort de los menores allí alojados y durante la apertura del Belén en la iglesia de San Juan de los Reyes ha vendido productos de chocolate a beneficio del proyecto solidario del citado centro.

Con la irrupción de la pandemia del Covid-19, la cofradía de San Juan de los Reyes fijó un plan de acciones con carácter “prioritario” que se ha saldado con la recogida de máscaras tipo snorkel para su reconversión en respiradores durante la etapa inicial de la pandemia a través de la campaña ‘Dona tu máscara snorkel’, impulsada de la mano de todas las hermandades del barrio del Albaicín, la donación de 500 euros al Banco de Alimentos de Granada y de otros 300 euros a la residencia de mayores Hermanitas de los Pobres de la capital para garantizar el abastecimiento de alimentos de primera necesidad durante el confinamiento, en colaboración con otras 13 hermandades que destinaron la misma cuantía.

En clave interna, se ha creado una Bolsa de Trabajo para los hermanos de la Hermandad y se ha puesto en marcha una campaña de difusión y promoción para las empresas de los hermanos y colaboradores de la Hermandad, al tiempo que se ha ayudado a una familia de la cofradía en un momento puntual de dificultad.

En paralelo a todo lo anterior, la Hermandad ha estado y sigue presente en la acción coordinada de las vocalías de Caridad de las 32 cofradías granadinas con la Federación de Cofradías. Una iniciativa en la que nuestra corporación ha colaborado a nivel económico en la adquisición de ropa y alimentos para las personas sin techo que fueron acogidas en el Palacio de los Deportes y en la de productos a beneficio de la Asociación Calor y Café Granada.

Con la recogida de 80 artículos ha participado en la campaña lanzada durante la Navidad para la recogida de juguetes, peluches, cuentos y libros nuevos y en buen estado, dirigidos a niños y niñas ingresados en los centros hospitalarios, que viven en centros de acogida, residencias y escuelas hogar o que pertenecen a familias vulnerables.

Tras este balance, la vocal de Caridad de la Hermandad, Pilar Arregui, se ha mostrado “muy satisfecha” por el resultado alcanzado y la generosa colaboración de los hermanos tanto a nivel económico como en especie.

 

“Sin su ayuda no hubiese sido posible haber atendido tantos frentes, y especialmente proyectos clave para nosotros como son las necesidades que se puedan presentar en Cáritas de San Pedro y San Pablo y la Escuela Hogar Madre Teresa, entre otros, por lo que debemos estar muy orgullosos del trabajo realizado durante 2020 y de las puertas a las que ha llegado la ayuda de la Hermandad del Santo Vía Crucis”, ha apuntado.

 

Arregui ha subrayado que de esta manera “también se suma en Hermandad” por lo que ha abogado por “continuar esa línea de acción en el ámbito social en este nuevo año”.