Actualidad

Jesús Sacramentado procesionó por el Teologado Claretiano

El día 3 de Junio dio comienzo el solemne triduo al Santísimo Sacramento organizado por la Archicofradía del Inmaculado Corazón de María y Santísimo Sacramento, en la Parroquia del Espíritu Santo, el cual fue celebrado por el párroco y los dos vicarios parroquiales. El altar, montado para esta ocasión, era adornado con flor en tonos amarillos, recordando de esta forma la realeza del Santísimo Sacramento y estaba compuesto por crisantemo amarillo, clavel amarillo pálido, paniculata, espigas y tuya. Destacar que en esta ocasión se estrenó la restauración del nuevo sagrario parroquial, un gran esfuerzo el que ha realizado esta comunidad parroquial para la recuperación del sagrario que fue realizado en 1949 y que llevaba varias décadas sin ser utilizado debido a su mal estado.
Tras finalizar los tres días del triduo, la Archicofradía celebró su Función Principal al Santísimo Sacramento. Para esta ocasión, y debido al tamaño reducido de su templo, ésta se celebró en el Salón Principal del Teologado Claretiano de Granada. Con el aforo completo se celebró esta Función presidida por el consiliario de esta Archicofradía y Superior de los Claretianos en Granada, Juan Jesús Gea Carrasco CMF., siendo concelebrada por José Antonio Garófano CMF. y Carlos Díaz CMF.
Una vez finalizada la Función Principal, esta Archicofradía celebró procesión de impedidos, acercando al Santísimo hasta la Residencia de Mayores Claret. Para cumplir con todas las medidas sanitarias, así como con el Decreto Arzobispal del 30 de diciembre de 2020, la Archicofradía realizó su procesión por los jardines del Teologado Claretiano y al llegar a la puerta del mismo, el Santísimo fue bajado de las andas y puesto en una custodia de mano para bendecir a los claretianos más mayores de esta comunidad y desde aquí, bajo palio, se dirigió por una puerta interna hasta la Residencia Claret para bendecir a los usuarios de la misma, allí fue recibido entre vivas y palmas por los mayores que, emocionados, vieron como, después de dos años, el Santísimo volvía a su residencia.

Tras la bendición de los mayores, el Santísimo fue llevado de nuevo a la puerta del Teologado donde una vez más, fue entronizado en las andas y regresó por los jardines hasta el interior del Salón Principal en donde se realizó los actos de alabanzas y la bendición final.