Actualidad

La «Carroza de la Borriquilla» la primera de una cofradía en el cortejo de los Reyes Magos

La cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén inicia el próximo día 15 los actos del setenta y cinco aniversario de su fundación pero previamente participará por vez primera en la Cabalgata de Reyes Magos de Granada, la más antigua de España, con una carroza de magia e ilusión. La cofradía ha preparado este día con emoción y de esta manera la comisión del aniversario pensó que era una buena manera empezar estos actos en tono festivo siendo la primera hermandad de Granada en participar en este importante cita pensada en los niños granadinos.
Desde hace años, esta mañana los reyes visitan la iglesia de San Andrés para repartir juguetes entre los niños del barrio y los pajes trabajan muy duro para tenerlo todo preparado, pero se pensó en dar un paso más, ¡una carroza en la misma cabalgata!, una carroza muy especial que ayudase a visibilizar a dos asociaciones que están trabajando muy duro por el cáncer infantil, la Asociación «Capitán Antonio» y «Sonriendo se puede ganar», además de ayudar a sonreir a los superhéroes. Estas asociaciones apuestan por la investigación e intentan mejorar la vida de los niños y niñas durante este proceso con diferentes proyectos muy interesantes. Os animamos a visitar sus páginas web y colaborar con ellos porque un poquito de muchos, se convierte en mucho. https://asociacioncapitanantonio.com/ http://www.sonriendosepuedeganar….
Este reto es muy importante para la cofradía pues supone un coste económico que no se puede permitir, pero también ha contado con pajes particulares, cuatro empresas que no dudaron en ayudar al contarles la idea. «Lorgen», «Alsa», «La Esquinita de Javi y Pablo» y Caja Rural de Granada son las empresas colaboradoras de la «Carroza de la Borriquilla».
La Carroza de «La Borriquilla» estará llena de niños y niñas con los hábitos de hebreos y representarán el inicio, el inicio de su calendario cofrade. Delante de la carroza irá un cortejo con adolescentes también vestidos de hebreos, un cortejo de diversión, alegría e ilusión.