Actualidad

El Inmaculado Corazón recorrió las calles del barrio de Joaquina Eguaras

Con altas temperaturas se desarrolló ayer la procesión del Inmaculado Corazón de María por el barrio de Joaquina Eguaras, en el Distrito Beiro. Un cortejo integrado por media docena de parejas de hermanos y hermanas en el que también participó una representación del grupo joven de la cofradía del Santísimo Cristo del Consuelo (vulgo Gitanos) y de la cofradía de gloria de la Virgen de la Cabeza. Partió desde el templo del Espíritu Santo portada la imagen de la Santísima Virgen a mano hasta las inmediaciones de la parroquia donde se trasladó al paso procesional, en espera de la construcción de la nueva parroquia, también en la misma Avenida Joaquina Eguaras, donde ya dispondrá de puerta para poder efectuar la salida desde su interior.

El paso era mandado por el capataz Sebastián Gámez y su equipo y la música la ponía la banda de música de los Ángeles, dirigida por Manuel Elvira. El cortejo se adentró haca la  calle Arzobispo Pedro de Castro para girar en torno a la parroquia por la calle Ismail en dirección a Nemesio Caño y Cristóbal Morales, para regresar a la Avenida de Joaquina Eguaras después de pasar por la calle Pedro Temboury.