Actualidad

La Virgen de la Aurora paseó por su barrio en rosario matutino

A las 9 de la mañana de ayer domingo se abrían las puertas de la Iglesia de Santa María de la Aurora y San Miguel, sede canónica de la Hermandad albaycinera de Jesús del Perdón.  En esta ocasión, y por primera vez en la historia de la Cofradía, la celebración del santo rosario de la Aurora se ha pasado a celebrar en el mes de septiembre y no en el de mayo como era tradicional para hacerlo coincidir con la Festividad Litúrgica de la Virgen.
Cincuenta parejas de hermanos precedía un cortejo, que se abría con la cruz parroquial, y que se dividía en dos tramos por el Simpecado de la Cofradía. María Santísima de la Aurora estaba  vestida con un rostrillo bicolor compuesto por un encaje de Bruselas y hojilla bordada en oro. Lucía, además, la saya de las «corbatas», bordada por el cordobés Pérez Artés y la andas, mandadas por José Manuel Rodríguez, iban exornadas con clavel y mini clavel rosa, eryngium, hypericum y rosita vendela.
Un itinerario de una gran belleza que le llevaba hasta el Convento de las Tomasas, pasando previamente por el templo de San Nicolás y el mirador del mismo nombre. En dicho lugar se realizó la tercera estación del Rosario y al término tuvo lugar la Eucaristía en el interior del templo de San Miguel Bajo.