25 de febrero de 2024
Actualidad

María Santísima del Dulce Nombre, acompañada por San Juan Evangelista, recuerdan su bendición en San Juan de Dios veinticinco años después.

María Santísima del Dulce Nombre y San Juan Evangelista está en el interior de la basílica de San Juan de Dios donde se mantendrán hasta que el sábado día 9 regresen a su sede parroquial de San Emilio. Han llegado al lugar en el que hace veinticinco años el prelado granadino, monseñor Cañizares Llovera, procedió a su bendición solemne y de esta manera se recordará en la función del día 8 y besamanos a la Santísima Virgen.

Ayer la lluvia no impidió el traslado que se efectuó por un itinerario dispuesto por la junta de gobierno desde San Emilio a la Basílica. Y se hizo con retraso pues la lluvia obligó a suspender la salida a las once de la mañana y se tuvo que hacer después de la Eucaristía de las doce del mediodía, llegando a la basílica de la Orden Hospitalaria cinco minutos antes de las tres de la tarde. Diecinueve parejas de hermanos formaban en el cortejo y en cuya presidencia estaba presente el hermano mayor, Carlos Castillo, y el pregonero de la Semana Santa de 2024, José Espinel Calderón, hermano de la corporación. La música la puso la capilla musical de la banda de música de los Ángeles y las andas, adornadas principalmente con rosas color champán, las mandaba el capataz general de la hermandad, Dioniso Martínez.