Actualidad

IZNALLOZ: El taller granadino «Corpus Christi» trabaja en la restauración y pasado a nuevo tejido del manto del pueblo de la Virgen de los Remedios

Foto GRANADA COFRADE
Foto GRANADA COFRADE

El taller del granadino Juan Sptyzley, director del «Corpus Christi» de bordado, está realizando el pasado a nuevo tejido y restauración del manto de salida de la Virgen de los Remedios, Patrona de la localidad granadina de Iznalloz. Es el conocido como «manto del pueblo» siendo el más antiguo de los que se conservan de la Patrona acatucinata. Su ejecución se data del siglo XIX y sufrió importantes destozos durante la guerra, al ser escondiddo bajo la tierra junto con unos candelabros en el paraje conocido como «Fuente de la Teja». Tras desenterrarlo, se pudo apreciar un gran deterioro en las piezas de bordado y sobre todo en el tejido, optándose por pasar los bordados mejor conservados a un nuevo terciopelo, que mantenía el mismo color «verde agua». La supresión de las piezas más deterioradas obligó a efectuar un cambio en su diseño original.

En 1995, un grupo de hermanas de la cofradía consideraron que el manto necesitaba una nueva restauración y optaron por acometerla ellas mismas. Una vez más, hubo que desechar piezas de bordado en muy mal estado de conservación y, con las que quedaron, se llevó a cabo un nuevo diseño. Además, se destinaron algunas piezas a la realización de una saya y un traje para el Niño Jesús. De este modo, se creó un terno completo, que en esta ocasión tuvo que realizarse en un terciopelo de color celeste claro, ya que no hubo posibilidad de encontrar la tonalidad primitiva.

Hace unos años, la cofradía adquirió un nuevo paso procesional, cuyo pollero alargaba la cola de los mantos casi medio metro más que el paso anterior y en el cual el «manto del pueblo» quedaba corto. Por esta razón y con el fin de recuperar este manto procesional, la cofradía ha optado por confiar un nuevo pasado de los bordados antiguos a otro terciopelo al granadino Taller de Bordados Artesanales «Corpus Christi», que dirige Juan Spitzley Vilchez. Actualmente, el proceso se encuentra en la fase inicial de retirada de las piezas antiguas del terciopelo celeste y de configuración del nuevo diseño.

La imagen de la Virgen de los Remedios es muy querida en la localidad de Iznallos y su devoción permanece unida a su historia, al menos desde 1591 fecha en la que ya se conoce de la exitencia de esta advocación mariana. Cuenta la tradición que la Sagrada Imagen se le apareció a la salida del pueblo a un arriero de Cogollos Vega, quien trasladó la efigie tallada y vestida hasta su domicilio. Sin embargo, la misma regresó hasta un total de tres veces de forma milagrosa hasta el lugar de su aparición. Ante tales sucesos, el pueblo decidió erigir una ermita en dicho lugar para venerarla y, a principios de siglo XVII, fue fundada la cofradía que le rinde culto en la actualidad.

La imagen actual es anónima y de la escuela granadina (siglo XVIII). Durante la guerra civil, fue escondida en una casa, camuflada con un traje de gitana y atuendos de la época, y con la cara pintada. Al término del conflicto bélico, la querida imagen fue llevada al taller de José Navas Parejo (1939), quién tuvo que someterla a una amplia restauración, además de reorientar la disposición de su cabeza más hacia el centro y retocar la policromía en parte de su rostro.

Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley
Foto Juan Spitzley