Actualidad

Hoy se cumplen cuarenta años de la carga a costal del primer paso en Granada, el de María Santísima de la Misericordia

“Es para nosotros una fecha muy importante”, ha indicado a nuestra redacción el capataz general de la cofradía del Santísimo Cristo de los Favores, Alberto Ortega, “el aniversario de la llegada del costal a Granada y que pudimos vivir en la cofradía, siendo la primera ocasión en la que se usaba el costal en nuestra ciudad”, recuerda. Desde la hermandad señalan que “Después de haber portado aquel año de 1981 los pasos de Jesús del Rescate, el Lunes Santo; la Virgen de las Lágrimas, el Martes Santo y la de la Estrella, el Jueves Santo, sacarían por vez primera a su Titular mariana, María Santísima de la Misericordia, a costal aquel 17 de abril de 1981, “convirtiéndose en la primera cuadrilla de hermanos costaleros de Granada que iba a elegir esta forma de llevar los pasos en nuestra ciudad”.

Durante más de una década esta cuadrilla sería la única en usar esta forma de carga, haciéndolo a partir de 1984 también el Santisimo Cristo de los Favores, el trabajo sobre la cerviz. Este hecho levantó las críticas del mundo cofrade granadino que no entendió bien las intenciones de esta cuadrilla y de su capataz de entonces. En 1981 la nómina de Hermandades de la Semana Santa de Granada era solo de 23, que ponían en la calle 36 pasos más el del Descendimiento que era portado por Los Santos Varones. De los pasos que salían a las calles de Granda, todavía eran portados a ruedas los pasos de la Santa Cena, Humildad y Santo Sepulcro. Sin embargo aquel año, una cuadrilla, con su capataz José Carvajal al frente, iba a hacer historia en la Semana Santa de Granada. Era la Cuadrilla de Hermanos Costaleros de la Misericordia, que era la denominación que tenían entonces los costaleros hermanos de los Favores, al sacar únicamente el palio de esta Hermandad.
Hoy se cumplen cuarenta años de aquel hecho que se puede considerar un hito en la historia de nuestra Semana Santa y en particular del mundo costalero granadino, que cuatro décadas después ha asimilado esta técnica de trabajo bajo los pasos y hoy pasea la mayoría de sus Imágenes con costaleros a costal.