13 de junio de 2024
Actualidad

Un pergamino descubierto en el globo ocular de la Virgen de la Paz podría desvelar en el futuro más datos de su hechura

Anoche fue presentada en San Cecilio la intervención realizada por Dionisio Olgoso en la imagen del siglo XVIII, obra de Diego de Mora. 

Nuestra Señora de la Paz de la Iglesia de San Cecilio ya se encuentra de vuelta en el templo realejeño, tras la finalización del proceso de Conservación y Restauración que ha sido llevado a cabo por la empresa «Clave, Taller de restauración de obras de Arte», dirigido por Dionisio Olgoso y que ha contado con el copatrocinio de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Situada la nave central de la Iglesia ante el Altar Mayor, la imagen de gloria de la Virgen de la Paz se presentaba ayer viernes de una manera sencilla, permitiendo a los asistentes al acto, apreciar la multitud de detalles que durante el minucioso proceso de restauración han ido saliendo a la luz. Entre ellos se encuentra la renovación y recuperación de parte de la policromía original de la talla, la retirada de los numerosos repintes posteriores, fruto de las intervenciones provocadas por los diferentes incidentes que ha tenido la imagen, acaecidos a lo largo de más de tres siglos, o la reconstrucción de la peana donde se sitúa Nuestra Señora, habiéndose reconstruido parcialmente, siendo “uno de los procesos más costosos de realizar durante el proceso de intervención”, apuntaba Dionisio Olgoso.

Sin duda alguna destaca el hallazgo de un pergamino que se encuentra en el interior de la cabeza de la Virgen en el que podría estar escrito el nombre del autor de la hechura de la talla, aunque, según ha explicado Olgoso, «no ha podido extraerse ya que la apertura de la cabeza podría dañar a la talla, siendo un proceso muy delicado», aunque deja la puerta abierta a poder sustraerlo en un futuro próximo.

Manuel Peregrina, encargado de realizar el estudio histórico-artístico de la talla, ha señalado la importancia de la restauración de una talla de excelente calidad, tal y como es la Virgen de la Paz, siendo una obra a destacar dentro del patrimonio sacro granadino.

El Delegado de Cultura, Antonio Granados, ha agradecido a la Hermandad de los Favores y Misericordia por posibilitar la intervención de la talla y ha recalcado el compromiso y apuesta de su Consejería con la conservación del patrimonio cultural y artístico de la provincia de Granada.

Finalmente, Nuestra Señora de la Paz queda expuesta de nuevo al culto tras algo más de cinco meses de un duro e intenso trabajo de restauración, para devolver a la talla el gran esplendor artístico que su autor le diese originalmente.

___________________________________________________

Informa: Antonio Expósito