Actualidad

PELIGROS: San Ildefonso, a la veneración de los peligreños

El pasado sábado 17 de julio, la Villa de Peligros festejó al que es su Sagrado Patrón desde 1568, San Ildefonso de Toledo. La festividad del Patrón se celebra cada año el 23 de enero, pero debido a la pandemia no se pudo festejar como manda la tradición peligreña. Este 23 de enero la villa estaba con cierre perimetral y comercial y fueron unos días difíciles por varios fallecimientos de vecinos a causa del COVID-19. La parroquia, el Ayuntamiento y la Asociación Cultural Sagrada Reliquia de San Ildefonso tomaron la decisión de aplazar todo lo festivo al mes de julio, en el que se celebran en la Villa sus fiestas populares.
La milagrosa imagen del Patrón salió al dintel de la puerta de su iglesia sobre sus antiguas andas, recientemente restauradas. Cohetes y la Banda de música Ntra Señora de los Ángeles acompañaron al Santo durante las más de dos horas que estuvo expuesto a la pública veneración de los fieles. Cientos de peligreños acudieron en fila para pasar ante sus plantas y elevar sus plegarias, y en la ofrenda floral participaron todas las instituciones, partidos políticos y asociaciones. . El acto se desarrolló en riguroso orden y cumpliendo con las normas sanitarias vigentes.
El párroco, Antonio García Angulo, realizó la lectura de la consagración de la Villa al Patrón de Peligros, y varios artistas locales cantaron ante sus  plantas. Se mantuvo todo en el orden exigido por parte de Policía Local y Protección Civil, que custodiaban los alrededores de la plaza. A las 11 de la noche se disparó un castillo de fuegos artificiales en honor a San Ildefonso y a continuación se encerró al Santo Patrón en su iglesia, hasta el próximo 23 de enero que, si el momento lo permite, volverá a estar entre sus devotos.
En todo momento estuvo la Sagrada Reliquia escoltada por sus Caballeros y Damas que con perfecto orden se iban relevando. Con distinta firma a la acostumbrada, este pueblo una vez más demuestra que se pueden hacer actos públicos de religiosidad popular y aunar todos sus estamentos locales para conseguirlo. Todo estuvo a la perfección y para feliz memoria.