Actualidad

Javier Núñez se hace cargo de concluir el bordado del manto de capilla para la Virgen de la Salud

El trabajo lo inició el taller de bordado de la cofradía de la Redención y tuvo que pararse por la pandemia 

“Es el primer manto bordado en hilo de oro para la Virgen de la Salud y me hace mucha ilusión que finalmente el trabajo sea mío”, indicó hace unas fechas el bordador granadino, hermano de la corporación y actualmente con taller en el Albaicín, Javier Núñez, a nuestra redacción. Es un manto cuyos trabajos se iniciaron antes de la pandemia de la Covid-19 en el taller de la cofradía del Santísimo Cristo de la Redención bajo la dirección del propio Núñez Iglesias y con las manos de unos quince aprendices que tenía el mismo. Por el momento y “hasta en tanto no estén vacunados todos los integrantes que forman el taller, debido a la imposibilidad de poder continuar con normalidad el funcionamiento del taller de bordado de nuestra hermandad y no pudiendo prever cuando se podrá retomar su actividad debido a la crisis sanitaria, hemos tomado la determinación de encargar el bordado del manto de capilla a nuestro hermano y bordador  Francisco Javier Núñez Iglesias” según informaba a nuestra redacción la junta de gobierno que preside Alberto Cuerva como hermano mayor. El mismo comunicado insistía en que “deseamos ver esta obra terminada lo antes posible como ofrenda de amor a Nuestra Señora de la Salud” y recordaba a “todos los hermanos y devotos de la Santísima Virgen, que esté manto esta siendo sufragado en buena parte con las donaciones de piezas de bordado, sirviendo de relicario a numerosas personas, familias o asociaciones que en acción de gracias y promesas a nuestra amantisima Titular desean ir prendidas en su manto. Para la inclusión de los nombres bajo el bordado y poder reservar las piezas deseadas, se podrá hacer en la secretaría de la  Hermandad o contactando con el bordador”. El diseño del manto de vistas para capilla es obra del también granadino Álvaro Abril Vela.

Esta situación “pensábamos que era para poco tiempo y todo se quedó dispuesto en la sala de bordado donde veníamos desarrollando las clases, en la sala de la Familia Salesiana del Colegio Don Bosco”, nos comentaba el director del taller salesiano a cuya hermandad y junta de gobierno pertenece el bordador. “Dieciséis meses lleva parado el manto que sigue el diseño de Álvaro Abril y del que ya teníamos una parte bordada, casi uno de los laterales está bastante avanzado y el otro más atrasado”.  Javier Nuñez ahora se hace cargo de finalizar el trabajo para que sevpueda estrenar la en cuanto sea posible, quizás para la festividad de la Purísima. La intención es que esté terminado el bordado para finales de octubre o comienzos de noviembre. “Es un encargo muy emotivo para mí por ser para la Virgen de la Salud, la Titular de mi cofradía, además de ser la continuidad del trabajo desarrollado en el propio taller de la cofradía”. Ciertamente es un encargo que conoce y resolverá a la perfección. 

Javier Núñez. Foto Hdad.