Actualidad

La Archicofradía de Consolación y Correa bendijo ayer a su Titular, salido de la gubia de Pablo Fernández.

El vicario delegado de la Comunidad de Agustinos Recoletos en España, fray José María Sánchez OAR presidió ayer la bendición de la imagen de Nuestra Señora de la Consolación y Correa de San Agustín en el templo de Santo Tomás de Villanueva, donde se venera por la feligresía de esta templo del barrio de la Juventud. «Bendecimos esta nueva imagen que está ahí para que nosotros nos acerquemos continuamente a Ella» dijo en sus palabras de la homilía el presidente de la asamblea parroquial a cuya finalización se procedió a la bendición de la talla y primeras ofrendas de cera. El vicario delegado estuvo acompañado por el párroco, fray Ángel Antonio García OAR, y contó con la presencia del hermano mayor de la Archicofradía de Nuestra Señora de la Consolación y Correa, Eduardo de la Plaza ; el secretario de la Federación de Cofradías de Granada, Roberto Martín  y de la pregonera de la Semana Santa, Emilia Cayuela, así como de varios hermanos mayores de cofradías de la ciudad.

La nueva talla “está realizada en madera de cedro y está policromada al óleo”, reflejó a nuestra redacción el autor de la misma, el granadino Pablo Fernández Hurtado. Mide 1,92 centímetros en total, si bien la talla es algo superior al 1,65 centímetros. Sostiene en su mano derecha al Niño Jesús, tiene ojos de vidrio y pestañas de pelo natural al más puro estilo del barroco granadino, como reflejó a nuestra redacción el autor de la obra, Fernández Hurtado quien ya tiene en este templo agustino recoleto la imagen de Santa Rita de Casia. La imagen se complementa con ráfaga, corona y nimbo, de «Paula Orfebres», de Córdoba.