Actualidad

El Ayuntamiento admite «error de gestión» en la salida de la Virgen de la Caridad y se reunió ayer con el hermano mayor para aclarar la situación

«Asumir el error de la gestión en cuanto al control de tráfico en el momento de la salida de la cofradía de la Lanzada. Granada que ha recuperado la actividad y ha habido multitud de actividades y se tomaron determinaciones erróneas y la intención es que no vuelva a pasar». En estos términos señaló ayer el portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada a los medios de comunicación en la sala de prensa. Jacobo Calvo indicó que había mas efectivos policiales que hace un tiempo pero sin embargo «no se gestionó bien este asunto por lo que ya hemos pedido disculpas a la cofradía».

Así se señaló también en el transcurso de una reunión celebrada en la mañana de ayer por miembros de la hermandad del Cristo de la Sagrada Lanzada convocada por Alcaldía. La hermandad de la parroquia de los Dolores lo relata así en un comunicado de prensa:

«En la mañana de hoy (por ayer) se ha celebrado en el Excelentísimo Ayuntamiento de Granada una reunión convocada por la Alcaldía, en que se ha citado a nuestro hermano mayor para tratar todas los hechos acaecidos el pasado sábado por la tarde durante el Vía Lucis de la Juventud Cofrade, y que nuestra corporación expresó en un comunicado emitido en el día de ayer, 15 de mayo.
En esta reunión han reconocido por parte del Consistorio todas las deficiencias de seguridad que la hermandad expresó, pidiéndose disculpar por ello, y tratándose a su vez todos los puntos necesarios para garantizar la seguridad del regreso de María Santísima de la Caridad, que se llevará a cabo el próximo domingo 22 de Mayo desde la Basílica de San Juan de Dios hasta nuestro templo.
Desde estas líneas queremos transmitir nuestro más sincero agradecimiento a todas las personas, medios de comunicación, resto de hermandades, así como a la ciudadanía en general que nos ha brindado su apoyo y solidaridad.
Del mismo modo, hacemos extensible el agradecimiento al Excelentísimo Ayuntamiento de Granada, por haber considerado está grave deficiencia de seguridad, tomando la iniciativa de reunirse para solventar dichos problemas a la máxima celeridad posible.
Las hermandades, como instituciones que trabajamos en el día a día de la ciudad, no podemos nunca dejar de reivindicar el respeto a llevar a cabo en nuestras manifestaciones públicas de fe, con decoro y seguridad; por ello, esperamos que no vuelvan a darse estas situaciones por el bien común de la ciudad, sus tradiciones y la pervivencia de la religiosidad popular».