Actualidad

Rosario de la aurora con la Virgen de las Penas recorriendo las inmediaciones de San Matías.

El entorno de la parroquia de San Matías volvió a recuperar ayer, primero de mayo, la salida de la Virgen de las Penas en el tradicional rezo del rosario de la aurora. Desde San Matías partió para recorrer el perímetro del templo parroquial precedido por quince parejas de hermanos y presidido por el actual hermano mayor, Nacho Figueruela acompañado por los hermanos mayores de etapas anteriores, José Luis Pérez-Serrabona y Fernando García.

La imagen de la Virgen iba portada por miembros de su cuadrilla de costaleros y durante el recorrido se fue rezando el rosario después de dos años sin realizar este acto religioso con el que la cofradía del Miércoles Santo inicia el mes de mayo dedicado especialmente a la Virgen María por la Iglesia Católica. En todo momento el silencio y recogimiento invadió las calles del recorrido y produciéndose momentos especialmente emotivos como el paso de la Virgen de las Penas por calle Rosario donde se recibió a la Virgen con pétalos arrojados desde varios balcones.

Después, la imagen quedó a la veneración y en el mediodía se celebró la Eucaristía en el interior de la sede canónica de la cofradía de Jesús de la Paciencia y María Santísima de las Penas.