Actualidad

«La inquietud de algunos grupos sociales propusieron al prelado Messeguer y Costa procesionar imágenes cada día de la Semana»

El historiador Antonio Padial pronunció la tercera conferencia en la cofradía de la Borriquilla sobre el resurgir de la Semana Santa a comienzos del sigl0 XX

Ayer tuvo lugar la tercera y última de las conferencias que cierra el ciclo organizado por la cofradía de la Borriquilla con motivo de su 75 aniversario fundacional, que se ha venido celebrando los últimos jueves en el Colegio Mayor San Bartolomé y Santiago de nuestra ciudad. En esta ocasión fue Antonio Padial la persona encargada de hablar acerca de «La Entrada en Jerusalén, pionera en el resurgir de la Semana Santa de Granada», aportando interesantes datos acerca de los orígenes la cofradía así como de los propios inicios de nuestra Semana Santa.

Tras un breve resumen acerca de la situación de las cofradías de la ciudad entre los siglos XV y XIX, explicó cómo surgieron a principios del siglo XX las primeras procesiones, «por la inquietud de determinadas clases sociales que propusieron al arzobispo Messeguer y Costa sacar determinadas imágenes y este pensó incluso en que hubiera una procesión cada día de la Semana Santa». Según Padial, «el propio arzobispo pidió al sacerdote Paulino Cobo que encargara una imagen de la Borriquilla para abrir la Semana Santa».

Igualmente, habló sobre el Entierro Magno de 1909, así como de todo lo que aconteció en 1917 alrededor de esa primera salida de la Borriquilla, su itinerario, anécdotas y curiosidades, y esos primeros años intermitentes de las décadas siguientes, así como la elaboración estatutaria de 1926 que en realidad desinfló aquellas fueras hasta hacerla quedarse en casa durante casi una década.

Para terminar y al igual que ya sucedió las semanas previas, se abrió un turno de palabra entre los asistentes que resultó ameno y participativo, concluyendo así el coloquio posterior a la charla de Antonio Padial y cerrando este ciclo de conferencias extraordinario. A la finalización del acto fue entregado un recuerdo al conferenciante por parte del hermano mayor, José Antonio Gámiz, que presidía la mesa junto al secretario de la comisión y capataz general de la cofradía del Domingo de Ramos, Alberto Ortega.