22 de junio de 2024
Actualidad

Jesús Sacramentado por el barrio del Zaidín de la mano de la cofradía de la Sagrada Lanzada

El párroco de Nuestra Señora de los Dolores, del Zaidín, Cristóbal Sánchez ha procurado dignificar la procesión de este templo de la Avenida Fernando de los Ríos con la custodia del siglo XVIII procedente del monasterio de San Jerónimo. Una obra de arte para el Santísimo Sacramento que recorrió la procesión en la jornada de ayer «al ser la hermandad de la Sagrada Lanzada, una corporación Eucarística» como recordó a GRANADA COFRADE el hermano mayor de la cofradía, Enrique Trujillo. En el cortejo estaban presentes los hermanos mayores anteriores presididos por el decano, Miguel Peláez, junto a Diego Santiago, Francisco Rabaza (ambos en tareas de auxiliares del capataz) y Miguel A. Péláez, Javier Sierra y el actual hermano mayor que presidía por delante del cuerpo de ciriales.

Primero fue la Eucaristía presidida por el hasta ahora párroco, Daniel García, y el coparroco, Cristóbal Sánchez, quien se queda en solitario temporalmente al frente de la parroquia zaidinera puesto que Daniel García después de un período prolongado abandona la parroquia en dirección a su nuevo destino. Después se fue organizando el cortejo en el que participaron dieciocho parejas de hermanos, en dos tramos divididos por el guion corporativo. El acompañamiento musical lo puso la banda de cornetas y tambores de Jesús Despojado que recibió a Jesús Sacramentado con el himno nacional y el himno Eucarístico de inmediato. Cantos litúrgicos e himnos Eucarísticos para Su Divina Majestad por el barrio del Zaidín en una mañana participativa que atrajo a vecinos y feligreses a compartir esta celebración en torno a la Eucaristía.

Clavel y rosas blancas para el paso del Santísimo que mandaba el equipo de capataces del paso del Cristo de la Sagrada Lanzada, encabezados por José Carlos Torres a quien también acompañaba el capataz del palio de la Virgen de la Caridad, Francisco Carrasco. El recorrido se había dispuesto por la Avenida Fernando de los Ríos para continuar por las Avenidas de Barcelona, Cádiz y Don Bosco para alcanzar la calle Grabador David Roberts y regresar por calle Aurelio López Azaústre.